Alquézar

Villa de 400 h. en la provincia de Huesca. Este pueblo posee unas callejas flanqueadas por casas a veces blasonadas se deslizan hasta la plaza Mayor. En la cima se conservan en parte las murallas del alcázar musulmán, reconquistado muy pronto por los cristianos y adosado desde el comienzo del siglo XII, a una iglesia. En el renacimiento, el edificio fue reemplazado por la actual colegiata cuyo interior se enriquece con varias obras de arte (la Sagrada Familia de una de las capillas se atribuye a Murillo) el claustro, en el que se mezclan los estilos románico y mudéjar, conserva arcaicos capiteles que datan de la construcción de la primera iglesia, así como frescos del siglo XV.

El casco urbano nos hace retroceder a la Edad Media, con sus calles estrechas y empedradas. Y la Colegiata (Monumento Nacional), de origen islámico, se eleva sobre un rosco cerro. Fue monasterio benedictino y sus orígenes se remontan al s. XI. Son de esta época la Torre del Vigía, algunos tramos de muralla, el torreón más elevado y algún fragmento de esta iglesia románica integrado en el claustro del s. XIV. destacan los capiteles de la escuela de San Juan de la Peña (s. XII).

En el s. XIV el arquitecto Juan de Segura construyó la colosal colegiata de Santa María, compuesta de una nave y ábside poligonal, con bóvedas de crucería estrellada.

Es importante el retablo mayor y un Cristo románico del s. XIII, considerada pieza única. Desde el claustro se accede al Museo de Arte Sacro, con piezas que van del s. XII al XV.

Hay un guía permanente para la Colegiata y el Museo, ambos visitables.

Desde allí se pueden realizar excursiones a pie hasta el fondo del río Vero. En esta zona se pueden encontrar numerosas cuevas con pinturas rupestres, la mayoría de la Edad de Bronce.

Alquezár es centro de la comarca de la Sierra de Guara, que ha sido declarada recientemente parque con la denominación de Parque de la Sierra y de los Cañones de la Sierra de Guara.